Cocinar pollo congelado fácilmente

Cocinar pollo congelado fácilmente

A día de hoy, el pollo es una de las comidas a las que más personas recurren ya que se puede hacer diferentes platos con ellas y casi todo el mundo disfruta mucho de su sabor. Por eso, es esencial que aprendas a cocinar pollo congelado, ya que no siempre recordarás que debes sacarlo del congelador.

Si eres de esas personas despistadas y olvidaste sacar el pollo del congelador, entonces no dudes en que nuestro truco para cocinar pollo congelado te va a venir muy bien.

Ingredientes para cocinar pollo congelado

  • Pollo
  • Ajo
  • Mantequilla
  • Limón o aderezo de limón

Cómo cocinar pollo congelado:

Precalienta el horno a 185 grados y toma una fuente de horno. Córtala en pequeñas rodajas y ayúdate de un cuchillo para cortar la mantequilla en cuadros pequeños, ya que así será mucho más fácil que se derrita.

Pon dentro de está fuente unos dientes de ajo. Si puedes triturarlos mejor, sino déjalos picados.

Pon las pechugas de pollo congeladas en el horno y ponles zumo de limón por encima.

Mételas a horno y deja el pollo dentro por 45 minutos.  Al pasar 45 minutos debes sacar el pollo y ponerlo en otro plato o bandeja adornada con lechuga. Vuelve a rociar con limón y procura que se coma muy caliente.

Puedes acompañar el pollo con unas papas fritas, unas chuletas o incluso con arroz blanco.

Cuál es el tiempo en el que debe estar en el horno

Se puede saber si el pollo ya está cocinado porque deja de estar rosado por dentro, pero también se puede calcular el tiempo que le pondremos.

Si el pollo es grande, entonces el tiempo de cocción es de hora y media, si quieres cocinar muslos, debe ser alrededor de 45 minutos.

Si sientes que este post te ha sido útil, recuerda compartir en tus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Sí, lo has adivinado: nosotros también usamos cookies en esta web. puede leer mas información en: Politica de Privacidad y Cookies